Sexo con mi mejor amiga

Sexo con mi mejor amiga, Porno Relatos Eroticos , Fotos y Videos Porno

Publicado por admin el 22 de 02 de 2008

Volví a lamerla y le aparté el tanguita para lamer directamente su coñito bien depilado igual que el mío, gimió muy fuerte y vi como con sus manos estaba acariciando sus pezones bien duritos

Hola, soy una lectora de hace tiempo y por fin me he decidido a contar mi historia. Primero me presento para que puedan imaginarlo mejor. Soy Vanessa y tengo 19 años, soy alta, morena de pelo largo rizado, con los ojos verdes, delgadita y con muy buena talla de pecho, es de lo que más orgullosa estoy, de mis tetas.

Les voy a contar la experiencia con mi mejor amiga. Yo soy heterosexual y ella también pero teníamos mucha curiosidad y queríamos probar, y ya saben como es el alcohol.

Una noche, veníamos dos amigos, ella y yo de fiesta, ya era muy tarde y estábamos bastante bebidos, fuimos a dormir a casa de uno de ellos y mi amiga y yo nos metimos en el baño para cambiarnos de ropa, y ponernos mas cómodas.

Nos desnudamos y pude ver su precioso cuerpo al natural, ella se llama Lorena y tiene 20 años, es bajita y muy menuda, con un pecho pequeño pero muy bien colocado, pero con un culo impresionante, es perfecto y tocarlo es una delicia, es castaña y lleva el pelo cortito.

Después de verla desnuda no pude reprimir las ganas de besarla y me acerqué a ella y comencé a besarla muy apasionadamente, ella no se apartó y me respondió con un beso lleno de excitación también, comencé a acariciarle las tetas por encima de la camiseta y ella hizo lo mismo, pero los chicos estaban esperando fuera y tuvimos que cortar el rollo, aunque estabamos cachondísimas.

Salimos y nos metimos en el cuarto con ellos, habían juntado las dos camas para sentarnos todos juntos y comenzamos a hacer bromas y reírnos, todo relacionado con el sexo, yo cada vez estaba mas caliente y Lorena me miraba con cara de loba así que no pude resistirme y me tire encima de ella, comencé a besarla mucho mas apasionadamente y le quité la camiseta, besé su cuello y su clavícula hasta llegar a sus pequeñas pero excitantes tetas, las besé y las lamí sin tocar su pezón, mientras acariciaba su cuerpo con mis manos, ella ya gemía, estaba muy caliente y a mi me ponía muchísimo el hecho de que nos estuvieran mirando.

Llegué con mis labios a su pezoncito ya muy duro y comencé a chuparlo y a mordisquearlo suavemente y con una mano pellizcaba el otro, cambié de pezón e hice lo mismo con el otro, lo lamía y lo mordía.

Comencé a bajar por su cuerpo hasta llegar a su short, se lo desabroche y se lo quité, y lamí toda su rajita por encima del tanga, estaba muy húmedo, gimió fuerte, miré hacia mi derecha y vi a mis dos amigos empalmadísimos tocándose mientras nos miraban.

Volví a su conchita, le pegué mordisquitos por encima de la tela mientras la miraba disfrutar, me erguí un poco y me quité la camiseta y los pantaloncitos, quedándonos las dos en tanga. Volví a lamerla y le aparté el tanguita para lamer directamente su coñito bien depilado igual que el mío, volvió a gemir muy fuerte y vi como con sus manos estaba acariciando y pellizcando sus pezones bien duritos.

Le arranqué el tanga con mis manos y metí mi cabeza entre sus dos piernas, oliendo bien aquello que tan cachonda me ponía, pasé mi naricita por su clítoris y luego acerqué uno de mis pezones que también estaban muy duros y excitados y lo restregué por su raja, dejándolo muy mojadito por sus flujos e hice lo mismo con el otro, y cuando estaban empapados los acerqué a su boca:

-Toma, cariño, déjalos empapados por tu saliva, lame tus propios jugos- le dije. -Si, mi amor, deja que te los chupe.

Me los comió de una manera increíble, yo tenía un calentón que no lo aguantaba, me quité el tanga y me puse mirando a su coño, poniendo el mío justo en su boquita, volví a hundirme entre sus piernas para hacerle la mejor comida que podrá tener.

Empecé por su clítoris mientras mis deditos se introducían en su coño, ella empezó metiéndome la lengua en mi agujerito yo grité de placer, lo estaba deseando, miré a mis amigos mientras seguía metiendo y sacando mis dedos del coño de Lorena, estaban a mil, mas tarde iría con ellos, quería comerme esas dos pollas que ansiosas nos esperaban.

Seguía masturbando y lamiendo el coño de Lorena cuando noté que uno de sus dedos se introducía lentamente en mi culito a la vez que se follaba mi agujerito con su lengua, me lo metió de un golpe y no pude reprimir otro grito de placer.

Seguimos así un rato hasta que noté sus contracciones y las mías entonces aceleramos el ritmo de nuestros dedos y yo comencé a lamer bien fuerte su clítoris, hasta que nos corrimos las dos juntas llenando una la boca de la otra de sabrosos y calentitos jugos, sacamos los dedos y nos lamimos la rajita hasta dejarnos bien limpias y después nos besamos durante un largo rato…Los chicos seguían muy cachondos, en otro relato les contaré lo que sucedió después.

Si quieren contactar conmigo no duden en escribirme

Un beso y hasta la próxima.

Autor: Vanessa vanessa.atrevida (arroba) yahoo.com

Vota este Relato:

(No Ratings Yet)

 Loading …

Publica tu opinion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *